Loading...

Con la creación de las ciudades a lo largo y ancho de Europa a partir del siglo XI comienzan los negocios y mercaderías de todo tipo con los que comerciar. En cada ciudad con una asiduidad semanal o diaria hay un mercado, reunión de comerciantes, u otro encuentro comercial y en ciudades más preparadas por su riqueza o situación estratégica se organizan LAS FERIAS.

img-01

Corría el año 1254 cuando Alfonso X el rey Sabio, Astrónomo, prolífico escritor y poeta, hijo de Fernando III el Santo y esposo de Violante de Aragón, otorgaba el permiso para la celebración en Sevilla de dos ferias (mercados) anuales, indispensables para el desarrollo comercial de la ciudad, una de Primavera en Abril y otra de Otoño por San Miguel.

De ambas se tenía lejanos recuerdos cuando en 1846 dos sevillanos de adopción, concejales del Ayuntamiento hispalense, el vasco José María Ybarra y el catalán Narciso Bonaplata, se les ocurría la hermosa idea de recuperar una de ellas.

Se señaló para su inauguración el 18 de abril de 1847 y aunque se contaban con pocos días, Sevilla se dispuso a organizar la que sería su “feria nueva”. Para ello se eligió como sede un lugar de disfrute comunitario, el Prado de San Sebastián, con 19 casetas en las que se comerciaban vinos, aguardientes, chacinas… sin olvidar el mercado ganadero, su razón de ser.

El 5 de marzo de 1847 Doña Isabel II, reina de España, estampaba su firma en una Real Orden confirmatoria.

Aquella feria ganadera, se llenó de familias Gitanas, los más afamados tratantes de España, que llegada la noche y a la luz de las hogueras festejaban en familia el éxito de sus ventas con alegres cantes y bailes flamencos. Las elegantes familias aristócratas de origen Francés emparentadas con la familia real española, que residían en el vecino parque de Maria Luisa, contemplaron extasiadas aquellas alegres y exóticas danzas.


Eran tiempos románticos y aquellas nobles damas, se inspiraron en las celebraciones calés, para celebrar fiestas, en las que invitaban a sus amistades a disfrazarse con hermosos vestidos inspirados en los de las gitanas, también imitaron las tiendas nómadas de los gitanos construyendo hermosas carpas con telas de rayas y encajes.

Aquella bella mezcla de estilos, enamoró a los Sevillanos primero y más tarde, a millones de visitantes, convirtiéndose así en una de las fiestas más afamadas y especiales del mundo.

Pasados 761 años desde aquellos tiempos de Alfonso X, inspirados por ese espíritu innovador, viajero y de respeto por la tradición, El Mercado de San Miguel de Madrid, Monumental exponente del buen hacer culinario de la capital de España, ha elegido la emergente Ciudad de Miami, capital de dos mundos que son uno, para comenzar su aventura nómada.

Para este fin, El Mercado de San Miguel, se ha aliado con excelentes profesionales locales para diseñar y construir una hermoso proyecto, con un cuidado diseño de climatización NATURAL, que se sirve de una batería de estrategias para convertir el calor tradicional de Miami, en un aliado, a la hora de hacer fresca y agradable la estancia de nuestros visitantes.

La carpa, situada en el corazón de Miami, en pleno BAYFRONT PARK, está adornada con farolillos y guirnaldas con luces de verbena, tomando como referencia, aquellas románticas fiestas del XIX Sevillano, impregnandose así de aquel ecléctico aire romántico de inspiraciòn aristócrata y gitano, que dio lugar a la Feria de Sevilla. Es de hecho un espacio alineado de manera casi mágica con las estrellas, antiguas estrellas tartésicas de 8 puntas, que se hacen presentes en un piso pintado a mano junto artistas locales y que superpuestas conforman una bella “rosa dels vents”, que también es posible observar en nuestro logo y que sirvió a nuestros navegantes para orientarse y circunvalar por primera vez la tierra.

Estamos convencidos de que en este lugar, podrán encontrar, lo más representativo y exquisito de la diversa cultura culinaria española, para ello, hemos diseñado y construido diversos quioscos y carros tradicionales, que gobernados por excelentes profesionales Españoles y del lugar, ofrecerán una maravillosa selección de maravillosos productos locales y recetas Españolas.

Una hermosa barra situada en el centro de la carpa ofrecerá una cuidada selección de combinados naturales, cocktails, vinos Españoles y de la tierra.


El típico “chiringuito” de Playa Mediterránea, en el que degustar una amplia selección de excelentes paellas y arroces.

Una pescadería tradicional,´con cierto aire oriental, que habla de la importancia del mar para los españoles y de la influencia de oriente en la cocina española y viceversa. “Tempura” viene del latín “Tempora et cuadragesima” (El tiempo hacia la cuaresma)

Un magnífico horno totalmente revestido de oro, situado en un puesto que a la sombra de unas velas marineras, nos servirá para ofrecer las exquisitas “Cocas”, el equivalente Español a la pizza Italiana.

Un estupendo asador situado en una tradicional carnicería, para disfrutar de la mejor selección de carnes, preparadas en un “Josper”, uno de los mejores hornos que existen en el mundo.

Además de estos 4 puntos cardinales de la cocina española, un numeroso grupo de carros, ofrecerán las más afamadas recetas de España, Ensaladas, exquisitos gazpachos, zumos, Encurtidos, las mejores aceitunas y aliños. La famosísima tortilla Española y sus mil interpretaciones. Tapas, croquetas, y por supuesto el Exquisito y preciado Jamón Ibérico, etc, etc..

Solo cabe darles la más cariñosa bienvenida a..
La feria del Mercado de San Miguel

Últimos tweets